lunes, 25 de enero de 2016

Lo mínimo: al m3nos encontrar la solución y decir, aqui está el camino,  no decir: creo que hay un camino, pero no se ahí soluciona mi clavo...

miércoles, 11 de febrero de 2015

Y días como hoy me invade el miedo sobre el futuro.
¿Qué vendrá?
¿Las decisiones que estoy tomando serán las correctas?
¿Qué de Dios?
pero y ¿si ya me cansé?
¡no tengo experiencia!

Odio estos días, no le encuentro sentido al día.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Se están muriendo los papás.

En estos últimos tres meses los papás y mamás de amigos y amigas muy cercanos han muerto.  Algunos ya podíamos pensar en que podía pasar en algún momento, en otros fue una sorpresa recibir la noticia.

Esto me hizo pensar y darme cuenta que mis papás ya están llegando a una edad que su salud es vulnerable.  Pienso en el momento en el que me tocará decirle adiós a mis querido papás.

Pienso que el tiempo ya no es tan distante.  Antes mi papá decía que quería llegar a los 75 años.  Nosotros solo nos reíamos y mirábamos esos años muy lejos.  Ahora mi papá tiene 72 y veo el tiempo pasar tan rápido que creo que ese tiempo poco a poco se está acercando.

Lo que creo que mi mente y mi vida también tratan es de disfrutar este tiempo aunque un poco lejos, disfrutar el tiempo con mis papás.   Muchos creo que no entienden el por qué de mi comportamiento en algunas situaciones, pero todo esto me ha llevado a querer estar con ellos lo más que pueda, aunque muchas veces no se pueda, pero disfrutar de su compañía y sus vidas.

Cuando alguno de ellos falten no se como reaccionaré.  He visto a mis amigos (as) sumidas en tristeza, pero con esperanza.  

Solo Dios sabe nuestro tiempo en esta tierra.  Mientras esto pase, seguiré disfrutando esta dicha de los padres.  

miércoles, 5 de noviembre de 2014

delgada te ves más bonita

Una amiga me dijo esto cuando le dije que no me reconcía en una foto, que pensaba que era otra persona.

Ella me contestó:  Ahora que estas más delgada te ves más bonita.

¿Quién pone los parámetros para que te sintas bonita o no?  ¿Seré más bonita bajando de peso? ¿Qué define la hermosura de una persona?

Yo le contesté:  Yo soy bonita, no necesito ser más bonita o menos bonita.

Creo que mi conflicto con mi apariencia empezó en la adolescencia, donde mi cuerpo cambió completamente.  De ahí en adelante tuve un gran complejo con mi peso y mi forma de verme y como otros me veían y me criticaban.

Ahora ya de grande creo que ese pequeño demonio ya ha ido disminuyendo, aunque en algunas circunstancias aparece.

Pero he aprendido que no debo valorarme por cuanto peso, por como me valoran los otros.  Es cierto trato de hacer ejercicio y comer mejor de un tiempo para acá, pero es por el bien de mi salud, no tanto porque quiero bajar de peso y verme "hermosa".

Tal vez mi amiga no me lo dijo por reprocharme o decirme que antes no me veía bien.  Tal vez es solo una palabra clishé.  Pero muchas veces esas palabras o frases hacen que muchas personas vivamos atormentadas por nuestro peso o por no vernos como los más delgados.

Lo cierto es que creo que debemos quitarnos de la mente eso de si estas delgada sos bonita y si no, no lo estas tanto.  Debemos también repensar lo que decimos a otros, quitarnos esas frases que todos repiten o que nos enseñaron los grandes.

Y ante todo respetar el aspecto de alguien y animarlo a tener una vida y una autoestima saludable. 

domingo, 24 de agosto de 2014

CARGANDO EL BOLSÓN

Y aquí una semana después me veo ya con el bolsón abajo.

La semana pasada fue una semana intensa. Entre un concierto a las puertas del fin de semana, con un grupo al cual hay que cuidar, una forma de ingresos que hay que probar y varios problemas en la oficina; el bolsón se iba llenando más cada día.

Fuimos a promocionar el evento del fin de semana y cuando empezamos a caminar sentía esa sensación de ir cargando un bolsón con libros muy pesado.  esa sensación de cuando sales del colegio y vas de regreso a casa siendo viernes. 

Me sentía tan pesada la espalda que me costaba aún caminar rápido, la cual es mi costumbre.  Al seguir caminando sentía que el bolsón iba perdiendo peso, pero al momento de alguna llamada, se volvía a llenar.

En esos días fui a visitar a una amiga que esta muy enferma de cáncer.   Hace más o menos dos meses la vi en la carrera contra el cáncer de mama.  Llegó porque sabia que yo iba a correr y me dijo : quiero llegar a apoyarte aunque no pueda correr o caminar. Ella estaba muy bien, me contó como el doctor estaba tan maravillado por lo que estaba sucediendo en su cuerpo. Ahora que la fui a ver, estaba en condiciones físicas muy mal, pero con un espíritu no vencido.

Hablamos por un momento y ella me dijo: te ves muy cansada, te veo agotada. Yo le dije: si, he estado cargando un bolsón de penas y presiones durante estas semanas.

Y muy confiada me dijo:  y ¿por qué no le has dado tus cargas a nuestro Padre? Recordá en quien creemos. Viéndola a ella ahí sentada y con un aspecto que me hacia rodar las lágrimas y alentándome a confiar en Dios. Mi corazón se estremeció y me dije: yo estando "bien" de salud y no he confiado en mi Padre y ella ahí confiado, pasando grandes dificultades en su cuerpo con todas su fuerzas confiando en Él.

Me sentí tan mal, pero me sentí tranquila al recordar que alguien más podía llevar ese bolsón tan pesado. De ese día hasta que terminó la semana pude sentir que Dios me quito esa carga grande en  mi espalda. Ya yo reaccionaba de otra forma a lo que pasaba y se lo entregaba todo a Dios. Ya no quise llevar sola el bolsón.

Fue una gran lección de vida que ese día entendí, claro somos humanos y regresamos al mismo estado en algún momento, pero creo que ahora puedo recordar más rápido a quien darle mis cargas. 


miércoles, 13 de agosto de 2014

Venga tu reino.

Que tan especial fue el hecho que Jesús no dejara solo el venga tu reino y completarlo con: hagase tu voluntad.

Se que para nosotros como humanos es difícil decir esto.  Pero al momento de decirlo creo que nos humillamos y reconocemos que no está en nuestras manos el que se haga o no se hagan las cosas.

Hace unos dias un amigo oraba por una amiga, en su oración dijo: venga tu reino Señor y sánala.  Al momento que el dijo Venga tu reino a mi se me salió decir hagase tu voluntad, en ese momento de claridad no lo decia porque me lo memorice asi, sino porque en realidad deseaba y deseo que se haga su voluntad.

En momentos dificiles se que queremos aferrarnos a la vida o a cosas perfectas.  Claro yo quiero que ella se sane, pero no se lo que Dios tiene preparado para ella. En cierto momento creo que debemos dejar que Dios actue y no imponer nuestra voluntad.

Solo trato de reflexionar en como pedimos, y como se refleja nuestra naturaleza en nuestras oraciones, y como queremos interferir en los planes de Dios. Hace unos dias aprendi que la oración no debe girar en mi problema sino en Cristo.

¿Cómo esto nos hace concientes de nuestra vulnerabilidad en Dios?

viernes, 9 de mayo de 2014

15 años de recuerdos.

15 años de recuerdos no se puede decir fácilmente en esta etapa de la vida.  creo que ya pesa decir esa cifra y recordar algo como lo que vivimos ayer.

¡¡¡15 años, 15 años!!!

Ayer en la noche el grupo nacional más popular de mi adolescencia toco un acústico. Claro, ha estado tocando desde ya hace dos años desde su reencuentro, pero:  ¿Quién se iba a perder un acústico de su banda preferida?  Creo que la banda también lo presentía así.  No fue la misma dinámica que un concierto gratis que ahora dan.  Fue una presentación entregada a la fanaticada de hace 15 años.

Cuando entré vi gente conocida,  modas parecidas a las mías y una generación que estaba presente y representada por más de la mitad del lugar. Claro también había gente que nunca jamás había visto en mi vida y adolescentes que habían llegado a oir a los que reaparecieron hace dos años.

Disfrutamos demasiado el concierto, tanto fue así que se nos hizo poco el tiempo.

Pero nos dimos cuenta  de varias cosas:

- Moshar ya no nos dan ganas:  Hace 15 años empezaba a sonar la banda y empezabamos a saltar y a ver como nos organizábamos para que a las mujeres no nos dieran golpes los hombres. Ahora todos muy propios sentados en sus butacas y solo moviendo nuestras cabezas al ritmo de la música.

- Comportamientos diferentes:  Hace 15 años solo nos importaba oir la música y bailar al son de ella, movernos sin importar lo que los demás dijeran (cosa que muy poco sucedia, todos nos moviamos a nuestra forma).  Ahora ya todos tranquilos y criticando de forma objetiva el concierto.  ¿¿¿¡¡¡cuándo hacerlo a medio concierto hace 15 años!!!???

- Pedimos justicia:  al momento que el grupo dijo que terminaba su presentación, todos los de nuestra época nos quedamos sentados y gritando:  otra, otra.  Los más chicos se levantaron y se fueron.  Estuvimos casi 10 minutos esperando a que salieran a cantar otra y gritando.

-  Fotos y videos:  La tecnología nos ha absorbido.  Hace 15 años nadie tenía si quiera una cámara  análoga para tomar fotos, eran muy pocos los que llevaban una cámara pequeña de rollo que era de su papá o mamá, jajajaja. Ahora todos con sus celulares capturando esos recuerdos con fotos y videos,  ¡¿cuando en nuestro tiempo hacer eso?!.  Solo en nuestras mentes quedaban grabados esos recuerdos, aaaaaahhhhh recuerdos de juventud.

- La música trasciende generaciones:  dos jóvenes adultos llevaban a su primito, este tenía como 11 años,  y el sin necesidad de ver a otros se  movia y cantaba al son de la música.  También gente que ahora tiene hijos, los llevó a ver este concierto histórico. La música pasará de mano a mano por las generaciones.

- Nuestra forma de hablar:  tenía a mi par dos chavos que no pasaban de los 20, todo eran palabras soeces y sin sentido. A la otra par dos jóvenes adultos, hablando normalmente, se les iba una que otra palabra soez, pero no tantas como los chavitos que tenía a mi otra par.  ¡¡Cómo han degradado nuestro lenguaje y forma de pensamiento!!

- La esencia:  aunque el concierto era acústico, la esencia seguía siendo la misma.  No importaba que arreglos le habían hecho, todo se oía como hace 15 años.

- El tiempo pasa:  cuando vi a mi alrededor, ya todos somos profesionales y con otras vidas y como dijo el vocalista de la banda, nos reencontramos con los mismos patojos, con las mismas ganas, pero con otras responsabilidades.  Patojos trabajadores: ¡¡¡disfruten el concierto!!!

Fue divertido estar ahí.  Valió la pena viajar tres horas para oirlos.  Fue en un momento como viajar por el tiempo y sentirnos en la bodeguita, en la plaza de toros, en el estadio del ejército o en algún lugar de Guate oyendo a estos mismos amigos de la vida.

BOHEMIA SUBURBANA!!!!  siempre seras parte de nuestras vidas.