que difícil despedirme de vos, después de 28 años viviendo juntos.

Que difícil pensar que ya no nos veremos a diario, de que no vamos a tener nuestras pláticas en el carro, en tu cuarto o en el mio, en la sala o en cualquier otro lugar.

Qué difícil desprenderme de vos.

aunque solo fuera compañía me harás falta.

Qué difícil depedirme de vos.

Te amo con todo mi corazón y quiero lo mejor para vos. Esta separación nos ayudará a crecer en todo sentido y saber cuanto amor nos tenemos.

Yo se que Dios nos sostendrá y nos animará en todo momento.

Es difícil, pero no devastador.

Comentarios

Entradas populares