Pagamos para que levanten la Basura


Ayer en la calle estaba con una amiga, esperando a alguien para irnos a otra casa.  Ella estaba comiendo una bolsita de frituras de esos que traen tiritas con regalos.  Cuando sintió que le hacia estorbo la quitó de la bolsita y simplemente la tiro en la acera. 

Mi reacción fue:  Cochina (sucia), recogelo!!, Ella me dijo que no,para eso les pagaban a los de la municipalidad, para barrer y recoger la basura que tirabamos en la calle.  Lo único que pude hacer fue decirle que mal mayordoma de la tierra era.  Sabía que si me ponía a hablar de lo que había hecho a ella le importaría muy poco.

Esto estuvo rondando en mi mente durante toda la noche y aún hoy, estuvo en mi mente esa reacción, aún cuando vi a mi amiga hoy en la mañana, todavía sentia el impulso de hablar con ella sobre lo que hizo, pero me saludo rápido y se fue.

Uno de mis salmos preferidos es el Salmo 8,   Habla sobre la creación y su administrador, y las preguntas que lanza el escritor después de alabar al Señor y decir quién es el creador de todo, son estas:

¿Qué es el hombre?
    ¿Qué es el ser humano?
          ¿Por qué lo recuerdas y te preocupas por él?

Y bueno yo tendría esas mismas preguntas, por qué el hombre/mujer, que tan mal agradecido es, por qué el hombre/mujer que no confía en Dios. por qué? Aún viendo mis acciones y no desligandome de la raza humana.

Sigue el escritor:

Pues lo hiciste casi como un dios,
    lo rodeaste de honor y dignidad,
le diste autoridad sobre tus obras,
    lo pusiste por encima de todo:

El le dió autoridad al ser humano para reinar en la tierra, para hacer lo que quisiera con la tierra.  A cada uno nos dio la postestad de hacer lo que quisieramos con nuestra vida y con el pedazo de tierra, en la cual nos tocó vivir y que Dios creó.  Y sigue escribiendo el escritor, lo pusiste por encima de todo y describe todo, desde animales hasta plantas.

Termina diciendo esto:

Señor, soberano nuestro,
    ¡tu nombre domina en toda la tierra!

Si somos pequeños dioses, somos pequeños administradores, hacemos lo que queremos y no lo que debemos hacer, pero me encanta como termina y cómo reconoce a Dios como el único que tiene honor y que hace su voluntad sobre nosotros.

Muchas veces no nos damos cuenta de que no somos los dueños de esta tierra, solo somos los administradores.  En Genesis 2 podemos ver el por qué de la creación. Todo lo hizo pensando en el hombre, y no solo para que disfrutara de toda la creación sino para que trabajara en ella y señoreara sobre ella.

Que interesante que en el Génesis podemos ver un capítulo completo que se refiere a la creación, pero vemos al pasar la hoja un capítulo completo dedicado al hombre.  Qué tan importante es el hombre para Dios? como lo decía el salmista.  Es demasiado importante.  Y muchas veces me pongo a pensar en cómo le agradecemos a Dios la importancia de nuestra vida ante el? La importancia que Él nos ha dado para dejarnos como adminsitradores de su creación. 

La reacción de mi amiga puede pasar en cualquier parte del mundo.  Solo han pasado dos días de esta reacción, y esta mañana pasé por una esquina en la que a veces hay borrachos o gente durmiendo.  Hoy no había ninguno de los dos, lo que había era mucha basura tirada en la esquina, basura que esperaba ser levantada por los que recogen la basura, esto me afirma el pensamiento:  Dejemoslo ahí el basureros pasaran por ella.

Se que yo no estoy libre de que me pueda pasar algo parecido, pero creo que como personas que conocemos el propósito de nuestra existencia este planeta debemos tratar en lo posible de no contribuir con la destrucción de este.

No nos quedernos con la absurda respuesta de: para eso estan los que limpian o para eso les pagamos. Demos un paso más y hagamos la diferencia, no solo al tirar la basura, sino también al reciclar o reutilizar lo que pensemos que se puede ir a la basura.

Comentarios

Entradas populares