Hasta pronto amor

Hasta pronto amor, fueron las últimas palabras que una amiga le dijo a su esposo en su funeral.  Mis lágrimas se derramaron y vi a una persona que amó plenamente.

Esa persona cuatro años antes nos había confesado a un grupo de amigos que no estaba esperando ya casarse, que ella vivia bien así y había decidido no casarse ya.  Tres años después encontró el amor y se casó. Un año después de ese evento espectacular despide a su esposo en el cementerio.

Que tristeza me dio oir la noticia de la muerte de Beto, era su esposo.   Pensé en lo que mi amiga estaba pasando y la tristeza de despedir a alguien que recien comenzaba a conocer y disfrutar.

De pronto me vi pensando en el significado del amor, de la vida, del tiempo.   Miles de conceptos, pensamientos, sentimiento y preguntas.

No me explico como puede pasar esto, pero por otro lado pienso:  Fue la gracia de Dios.  Pero de pronto me digo: ¡Qué egoista! ¿Por qué así?  ¿No pudo esperar el tiempo un poco más?  En eso mis recuerdos llegan y rememoran una historia como esta, y lo que más recuerdo de esa historia fue que Dios manifestó su gracia en ellos para que esa mujer y ese hombre pudieran amarse a plenitud en un corto tiempo.

En esta vida no comprenderemos muchos eventos, tiempos, emociones.

No se cómo actuaría yo en un momento así.  Pero después de oir esas palabras:  Hasta pronto amor!  Pude ver una cara que en medio del dolor se veía una luz de esperanza de un pronto reencuentro.   Seguí llorando y preguntándome, pero lo único que me pudo dar paz en ese momento fue oir a esta amada esposa decir un hasta pronto y sentir en sus palabras esa paz que no la podemos comprender, pero que viene de un ser especial y que cuida de nuestras vidas.

Comentarios

Entradas populares